MOOC vs Educación Tradicional.

ws_Working_1920x1200

Ventajas MOOC Ventajas educación tradicional
Ayuda compaginar estudios con trabajo Mayor contacto con el profesorado, y por tanto mayor calidad.
Ofrecen enseñanza a quienes viven lejos de centros educativos Educación no mecanizada al no ser digital
Mayor nivel de aprendizaje en aquellos alumnos tímidos o poco participativos Se considera la posibilidad de que la comprensión lectora gracias a textos escritos sea mayor a leer textos digitalizados
El conocimiento adquirido es mayor al de las clases tradicionales
Menores costes para la educación

En la tabla aportada, aquellas características subrayadas, equivalen a características desmentidas. 

La efectividad de ambos modelos es la misma, aunque con la posibilidad de considerar cierto el hecho de valorar la capacidad lectora.

Desde mi perspectiva, los MOOC son una forma evolutiva de impartir clases y extender el conocimiento. Los MOOC han proporcionado a los estudiantes aquellas características que se les privaba en una educación tradicional, características que se ofrecen desde un mundo digital que hoy en día está cambiando nuestra realidad.

Fuente: Mobile World Capital Barcelona

La experiencia “Uno a N”, por John McArthur.

John McArthur describe el gran potencial de los MOOC a la hora de interactuar de forma internacional gracias a “la experiencia Uno a N”, lo que equivale a un profesor en un salón parado frente a un número variable de estudiantes (N).

Desde las bases tradicionales se han argumentado que, cuanto más escaso sea el número de estudiantes en un aula, mayor es la interacción entre el profesor y el alumno, y por ende, más enriquecedora. También se debe contar con qué tipo de maestro des clases, pues no todos enseñan con los mismos métodos.

De esta forma, se entrevé un intercambio de juegos de roles en el sistema educativo. Se prefiere la cantidad ante la calidad. A raíz de esto, se realizan cuestiones que tratan de hacernos reflexionar; ¿cuáles son las consecuencias de un aprendizaje masivo? ¿Sólo una pequeña fracción de esa gente interactúa con el profesor? ¿Cómo sobreviven instituciones que no cuentan con un profesorado de calidad?

La preocupación común es que los cursos con un alto número de estudiantes se vuelvan demasiado mecanizados, sacrificando calidad por cantidad. Las conferencias de alta calidad pueden ayudar a los estudiantes en la primera instancia, pero si un millón de personas toman la misma clase, entonces una pequeña fracción llega a interactuar con el profesor. ¿Cuáles son las mayores consecuencias de aprendizaje social si un millón de estudiantes “van a la escuela” juntos a través del mismo número de pantallas de vídeo regadas por el mundo? ¿Y cómo pueden sobrevivir las instituciones que no tienen profesores estrellas?

Tales preocupaciones quedaron fuera cuando el autor, John McArthur, pudo organizar un salón de clase global en que la facultad y sus estudiantes se conectaban a un curso extendido por Asia, África, Europa y las Américas.

La teoría de “Uno a N” quedó descartada, pues el autor reconoció cinco productos o mecanismo de aprendizaje, de los cuales, las universidades deberían ponerse al corriente.

Dichos mecanismos son la motivación, la explicación, la tutoría, la interacción y el comentario.

Cabe destacar que los MOOC, proveedores de tales características no suponen el fin de las clases tradicionales. El problema está en éstas últimas, pues son las clases tradicionales las que deben amoldarse a una sociedad ya digitalizada y en plena 4ta Revolución Industrial.

Fuente: Cinco reglas clave para la educación en línea

Un negocio más.

Business_plans_strategy_resize

El impacto de los MOOC no es algo nuevo, de ahora. Los MOOC se han ido desarrollando en paralelo junto a Internet y lo que ocurre en éste, desde la aparición de la primera página web tradicional. No obstante, es cierto que hasta ahora, no se ha reconocido la importancia del papel que desempeñan los MOOC en nuestro día a día, en el que las universidades ya lo conciben como el futuro y apuestan por ello, participando en su creación.

El negocio generado por los MOOC no es algo fijo. Según cómo se estructure y qué necesidades abarca o no, producirá mayor o menor beneficio. Los MOOC piden una serie de habilidades determinadas que pueden ser registradas a tiempo real. Dichos MOOC, al ser especializados, requerirían un coste por parte de aquel que desee poner a prueba sus conocimientos.

En el caso contrario, están los MOOC cuyo aprendizaje es de carácter general, y por tanto, pueden ser gratuitos. Esto no quiere decir que, aunque existan MOOC gratuitos, los de pago no sean rentables. Su rentabilidad será dada según los requisitos que adopten para amoldarse a la era digital y su nueva economía.

Lo más interesante sobre el modelo de negocio de los MOOC es, precisamente, que no hay todavía un claro modelo de negocio perceptible de forma rotunda. Incluso la forma de rentabilizar los MOOC de instituciones como Harvard, MIT, Stanford, etc. (bien directamente o a través de entidades como Coursera, edX o NovoEd) tendrán poco que ver con el modelo de otras universidades repartidas por el resto del mundo. Sólo
Harvard y Yale tienen unos endowments de 50.000 millones de dólares, superando la suma del rescate bancario español.

El modelo de negocio de una plataforma como Coursera contrasta potenciales que hasta ahora no se habían tenido la oportunidad de plantear gracias a las posibilidades de la adaptación de la educación superior al marco de las nuevas tecnologías. Por ejemplo, los cursos y plataformas MOOC son capaces de registrar en tiempo real todo tipo de estadísticas referentes a las habilidades y conocimientos adquiridos por los alumnos durante los diferentes cursos, para monetizar sus capacidades vía la caza de talentos. Otra forma de plantear el modelo de negocio se ha basado en el modelo freemium, común en proyectos digitales, en los que el conocimiento general puede ser gratuito, mientras que determinadas especializaciones, o la gestión del diploma puede llevar un precio, o diferenciando las clases online (gratuitas) y las presenciales (de pago).

 

Fuente: Modelo de negocio de los MOOC

Los MOOC y las universidades.

En una sociedad, afectada por la crisis económica, nuevas oportunidades se abren gracias a los MOOC, los llamados Cursos Masivos Abiertos en Línea. Su objetivo consiste en ofrecer una educación continua, que más adelante, podrían suponer una transformación del mundo a gran escala en la economía digital.

En la actualidad, hay un claro desequilibrio entre el mercado laboral y el mundo educativo gracias al desempleo entre los más jóvenes y recién graduados. Debido a esto, se han ofrecido diversos conjuntos de especialidades, dadas a las nuevas tecnologías.

No obstante, parece haber un afán por mantener las bases tradicionales en las que se sustenta la educación, cuando supone una necedad en una sociedad que está experimentando la 4ta revolución industrial (Industria 4.0).

Viendo esta situación, la aparición de los MOOC es bien recibida, pues el sector tecnológico permanece en constante movimiento, llamando a nuevos jóvenes que no necesariamente han terminado los estudios universitarios.

caracteristicas mooc

Fuente: La crisis del modelo actual. Los MOOC y la búsqueda de un modelo de negocio.

MOOC sobre fotografía.

Hoy en día, debido a la gran variedad de medios y la creciente normalización de la fotografía como actividad diaria a través del Smartphone, es fundamental saber desenvolverse en todo tipo de dispositivos. Y esto es lo que viene a proponer el siguiente MOOC, un curso online que aporta desde nociones básicas de composición hasta complejos conceptos creativos, abarcando desde Smartphones hasta equipos prácticamente profesionales como son las cámaras reflex. Además, los alumnos que realicen este curso recibirán descuentos en tiendas como Photo Video Edu o think tank photo. Este curso, organizado por la Universidad Estatal de Michigan, está disponible desde el 4 de abril en la plataforma Coursea.

 MOOC ‘Más allá de la Fotografia Básica: Desde el Smartphone hasta DSLR’

camera-918565_960_720

 

 

Orígenes e historia de los MOOC.

Hoy en día se pueden encontrar diversos MOOC que ofrecen una amplia variedad de contenidos entre los que se encuentran diferentes materias; estos han continuado en auge desde el 2012 debido a los diferentes servicios que ofrecen a los usuarios, ademas de manera gratuita y con ciertas facilidades para poder acceder a ellos.

MOOC es el acrónimo de Massive Online Open Courses o cursos online abiertos y masivos y ha supuesto la evolución de la educación abierta en Internet. Sin embargo, los antecedentes que han dado paso a estas plataformas se remontan a otros tipos de educación online que ya existían previamente: Los recursos educativos abiertos y el open social learning.

En el caso de los recursos educativos abiertos (REA), desde que en 1999 el MIT (Massachusetts Institute of Technology) lanzara su proyecto OpenCourseWare a través de la cual se ofrece en abierto el material docente que sus profesores utilizan en las enseñanzas junto con una guía de estudio; luego muchas instituciones de educación superior crearían sus propias versiones del mismo. Se trata de recursos de enseñanza y aprendizaje abiertos a todo el público para usarse libre y gratuitamente. Los REA pueden incluir: cursos completos, materiales de cursos, módulos, libros de texto, vídeos, exámenes, software, y cualquier otra recurso de conocimiento; además son abiertos y gratuitos.

Por otro lado se encontraría el Open Social Learning; en este caso se da el fenómeno de Web 2.0 en la cual el usuario de la Red es el principal protagonista  y que la Red es usada como medio de comunicación interactivo. Este tipo de aprendizaje se adapta a las nuevas formas de comunicación, procesos sociales y comunicaciones que proporciona Internet; permite ademas aprender interactuando, es decir, el usuario puede compartir sus necesidades, expectativas, experiencias, dudas etc. en comunidades abiertas en las que puede encontrar personas con sus mismas inquietudes y ganas de desarrollarse. Con este tipo de aprendizaje el usuario puede además elegir que es lo que quiere aprender y que no, ya no solo aprende lo que el formador le da sino que puede personalizar sus propios conocimientos.

Es en 2008 cuando se lleva a cabo el primer curso online que lleva el apelativo de MOOC, fue el curso Connectivism and Connective Knowledge, organizado por George Siemens y Stephen Downes en la University of Manitoba (Canadá). Se trataba de un curso de 12 semanas de duración y al que se inscribieron unos 2.300 estudiantes de todo el mundo; y así abrió el camino a los MOOCs actuales además que durante este curso, el término MOOC fue acuñado por Dave Cormier y Bryan Alexander para referirse a este mismo.

Sin embargo, el primer curso MOOC que realmente tuvo un  gran éxito  fue el curso Introduction to Artificial Intelligence, organizado en otoño de 2011 por Sebastian Thrun, profesor de Stanford University, y Peter Norvig, director de investigación de Google. rápidamente unas 160.000 personas repartidas por todo el mundo se apuntaron a este curso sobre inteligencia artificial. Debido a este éxito, Sebastian Thrun abandonó su puesto como profesor en Stanford University y fundó la plataforma Udacity.

El siguiente curso de gran éxito fue “Circuits & Electronics” en la primavera de 2012, organizado por el profesor Anant Agarwal del Massachusetts Institute of Technology (MIT) en su plataforma MITx, con más de 120.000 estudiantes inscritos de todo el mundo.

Poco después, los profesores Andrew Ng y Daphne Koller, también de Stanford University, fundaron la plataforma Coursera y comenzaron a ofrecer cursos a partir de abril de 2012.

En 2012 también dos  universidades MIT y Harvard University se unieron en un proyecto conjunto edX al que se unen posteriormente otras instituciones, de manera que  ofrecen cursos gratuitos a través de Internet en un proyecto colaborativo que busca romper los moldes de la educación universitaria tradicional.

En la actualidad este sistema de aprendizaje cuenta cada vez con mas gente, y es que a diferencia de algunos cursos online, los MOOC no solo son abiertos como estos últimos sino que ademas permiten una mayor interactividad así como que no haya un numero limitado de personas, cuenta ademas con el apoyo de una comunidad y diversas herramientas para el aprendizaje, siendo este el principal factor y no únicamente la evaluación y las acreditaciones posteriores; otro factor importante es el hecho de que se trata de cursos gratuitos, y por lo tanto accesibles para cualquiera que este interesado.

Existen diferentes tipos de MOOC, así como existen ciertas ventajas y desventajas de los mismos, por lo que se trata de un nuevo método de aprendizaje experimental pero que poco a poco va rompiendo con los modelos educativos tradicionales para ofrecer otros que quizá se adapten mejor a las necesidades particulares de cada usuario.

 

ayy.png