Un negocio más.

Business_plans_strategy_resize

El impacto de los MOOC no es algo nuevo, de ahora. Los MOOC se han ido desarrollando en paralelo junto a Internet y lo que ocurre en éste, desde la aparición de la primera página web tradicional. No obstante, es cierto que hasta ahora, no se ha reconocido la importancia del papel que desempeñan los MOOC en nuestro día a día, en el que las universidades ya lo conciben como el futuro y apuestan por ello, participando en su creación.

El negocio generado por los MOOC no es algo fijo. Según cómo se estructure y qué necesidades abarca o no, producirá mayor o menor beneficio. Los MOOC piden una serie de habilidades determinadas que pueden ser registradas a tiempo real. Dichos MOOC, al ser especializados, requerirían un coste por parte de aquel que desee poner a prueba sus conocimientos.

En el caso contrario, están los MOOC cuyo aprendizaje es de carácter general, y por tanto, pueden ser gratuitos. Esto no quiere decir que, aunque existan MOOC gratuitos, los de pago no sean rentables. Su rentabilidad será dada según los requisitos que adopten para amoldarse a la era digital y su nueva economía.

Lo más interesante sobre el modelo de negocio de los MOOC es, precisamente, que no hay todavía un claro modelo de negocio perceptible de forma rotunda. Incluso la forma de rentabilizar los MOOC de instituciones como Harvard, MIT, Stanford, etc. (bien directamente o a través de entidades como Coursera, edX o NovoEd) tendrán poco que ver con el modelo de otras universidades repartidas por el resto del mundo. Sólo
Harvard y Yale tienen unos endowments de 50.000 millones de dólares, superando la suma del rescate bancario español.

El modelo de negocio de una plataforma como Coursera contrasta potenciales que hasta ahora no se habían tenido la oportunidad de plantear gracias a las posibilidades de la adaptación de la educación superior al marco de las nuevas tecnologías. Por ejemplo, los cursos y plataformas MOOC son capaces de registrar en tiempo real todo tipo de estadísticas referentes a las habilidades y conocimientos adquiridos por los alumnos durante los diferentes cursos, para monetizar sus capacidades vía la caza de talentos. Otra forma de plantear el modelo de negocio se ha basado en el modelo freemium, común en proyectos digitales, en los que el conocimiento general puede ser gratuito, mientras que determinadas especializaciones, o la gestión del diploma puede llevar un precio, o diferenciando las clases online (gratuitas) y las presenciales (de pago).

 

Fuente: Modelo de negocio de los MOOC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s